viernes, 12 de noviembre de 2010

Se acerca Navidad...

y de nuevo hay que hacer manualidades para llevar al colegio. Este año toca una bola hecha con materiales reciclados (tengo tres niños, o sea que toca hacer tres bolas).

Pues a ver qué se nos ocurre, porque cada año hacemos alguna chapucilla que a mí me parece la mar de mona, hasta que llego al cole y veo las virguerías que hacen algunas madres y/o padres, profesionales de las manualidades, y se me cae la cara de vergüenza.

Ya os contaré

3 comentarios:

  1. Jajaja, Inma, qué gracia tienes, seguro que no es para tanto, tú haces cosas muy lindas.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Me suena de algo... Yo siempre he hecho esas manualidades con ellos, en realidad lo único que hago es vigilar que no se hagan daño, que no pongan un kilo de pegamento y dar varias opciones para que elijan una. Luego viene el día siguiente en el cole, donde vemos cómo padres y madres se han esmerado en hacer las manualidades a sus niños, eso sí, cuando ya se han acostado sus pequeños, así pasa que los míos siempre han sabido cuál era la suya y me encontré con alguno que no tenía ni idea de cuál era la suya... jajajaja. Lo que nos debe consolar es que nuestros niños sabrán sacarse sus propias castañas del fuego o al menos lo intentarán. También tengo tres, ánimo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Mis grandes trabajos son el vestido de rayas y el cuadro a punto de cruz. Mientras tanto van saliendo mini-cosas para regalar e intercambiar.

    A ver si te doy una idea para forrar esas bolas de navidad, facil, barato y puede ser incluso reciclado. ¿que te parecería forrar las bolas con esas flores que he puesto en los clips? son circunferencias dobladas a menos de la mitad y cosidas entre si, puedes hacerlas con papeles y luego pintura y adornar con purpurina. Seguro que se te ocurren más alternativas.

    ResponderEliminar